Blogia
notas de la pradera

Demandante

Demandante no sé si hablar
no sabría que más podría decir
que más podría darte
mi sangre, mi piel, mi lengua
mis uñas, mis cejas, mis rodillas
habita de mí lo que quieras
ya ni me pertenezco
me fuí desalojando
enviándome retiros
intimaciones, alfileres
ya he firmado una orden
para nada racional
de embargo de mis bienes
carnales, emocionales y racionales
en virtud de una deuda
mil años impaga
donde la vida,
al final con toda su ley
lo reclama
no eres tú, mi fiscal
es mi vida la demandante
y fuiste tú asignada
mi beneficiaria.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Patty -

quise empezar por el comienzo, luego de varios intentos desordenados...y ya me hiciste llorar...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

febe -

Quién pudiera...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres