Blogia
notas de la pradera

POEMA XXIX

POEMA XXIX No soy igual en lo que digo y escribo.
Cambio, pero no cambio mucho.
El color de las flores no es el mismo bajo el sol
que cuando una nube pasa
o cuando entra la noche
y las flores son color de sombra.
Pero quien mira ve bien que son las mismas flores.
Por eso cuando parezco no estar de acuerdo conmigo
fijaros bien en mí:
si estaba vuelto para la derecha
me volví ahora para la izquierda,
pero soy siempre yo, asentado sobre los mismos pies.
El mismo siempre, gracias al cielo y a la tierra
y a mis ojos y oídos atentos
y a mi clara sencillez de alma.

De Alberto Caeiros (Fernando Pessoa)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Venus -

Me gusta lo escrito pero, no siempre miramos con los mismos ojos, a veces utilizamos los del corazón y esos no cambian \"los colores\"

Anónimo -

Las flores de día o de noche la escencia simepre es misma, solo se ven distintas. Y son más bellas aún cuando la

Gea -

Siempre es un placer leer a Pessoa, no sabia que tambien te gustaba...dice mucho esa foto, solo hay que buscar ojos atentos (como los mios). Ojalá te animaras ser igual en lo que haces y sentis.

Anna -

"Mi corazon,
no s'e porque
bate feliz
cuando te veo"
(de Caetano Veloso)

Brisa -

Creo que nunca podrías ser otro, me encanta la foto :)

Un beso grande.

la kosa -

A veces, recordar es a medias pero hoy... es hoy

Saludos

kuka -

claro¡¡¡sigues siendo tú el mismito aquí y allá ¡¡¡ y sabes? pasé por tu página y me quedé un ratito mirando, capaz que vuelva mas rato'''¡¡

lamaga -

El poema bien elegido y la foto está jugada: huevos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres